Nuevo decálogo del buen fumador

Hemos repeinado los Decálogos del Buen y del Mal Fumador para darles un tono distinto, más cercano y actual (¡esperamos!), pero tratando, en todo momento, de mantener su esencia: moderación, respeto, buena educación… Son nuestros principios fundacionales, diez normas básicas de educación que todo fumador debería tener en cuenta y que tienen su sentido, aún cuando ya no nos queda más que la calle para poder fumar.

No está peleado renegar de las prohibiciones ni trabajar para revertirlas, como estamos haciendo desde Fumadores por la Tolerancia, con actuar con respeto hacia los no fumadores. Nosotros nunca hemos aceptado que esto sea una lucha de derechos enfrentados e irreconciliables. Fumadores por la Tolerancia apoya el derecho prioritario de los no fumadores y aboga por la implementación de soluciones intermedias, lejos de las prohibiciones, que den cabida a los derechos de todos y, para eso, siempre hemos contado con la comprensión y el apoyo de la inmensa mayoría de los no fumadores.

Por eso, pensamos que nunca hay que olvidarse de la buena educación.

DECÁLOGO DEL BUEN FUMADOR

Fumadores por la Tolerancia cree que la convivencia entre fumadores y no fumadores es posible gracias a una serie de sencillas normas basadas en la buena educación, el respeto y, por supuesto, la tolerancia. Si eres fumador, sigue este decálogo y verás cómo los no fumadores serán contigo tan tolerantes como lo han sido siempre.

1.- Fuma moderadamente. Encuentra el placer de fumar en aquellos momentos de tranquilidad en que verdaderamente lo disfrutas.

2.- Pide permiso antes de encender tu cigarrillo o cigarro. Y si te lo niegan, no fumes, ni te enfades. No es ninguna afrenta.

3.- No apures el cigarrillo hasta el final. El mejor filtro es el propio tabaco.

4.- El tabaco puede ser un símbolo de amistad. No lo hagas odioso a tus amigos no fumadores.

5.- No compres tabaco ilegal. Puede que pienses que te ahorras dinero, pero financiar a las mafias internacionales, al final, te va a salir más caro. Además, no sabes lo que fumas.

6.- Si fumar te hace daño: déjalo. Tú mandas sobre el tabaco, no el tabaco sobre ti. Nadie dice que sea fácil, pero dejar de fumar es posible con fuerza de voluntad.

7.- No fumes mientras conduces. Es un motivo de distracción. Mejor paras, te tomas un descanso, fumas y, después, sigues tu viaje.

8.- Respeta las prohibiciones de fumar, incluso aunque no las comprendas. Aspiramos a cambiar las prohibiciones absurdas, pero siempre desde el cumplimiento de la leyes.

9.- Los menores no deben fumar. Sólo los adultos tienen capacidad legal para asumir con responsabilidad los riesgos del tabaco. Impide que los menores fumen.

10.- Si no tiras papeles al suelo, ¿por qué llenarlo de colillas? Apaga tu cigarrillo y deposita la colilla en la papelera más cercana. Hoy todas tienen cenicero.

Javier Blanco Urgoiti, portavoz de Fumadores por la Tolerancia

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo Club de Fumadores por la Tolerancia, Decálogo del Buen Fumador, Fumadores por la Tolerancia, No fumadores

10 Respuestas a “Nuevo decálogo del buen fumador

  1. jevirivas

    Lo de no fumar mientras conduces….mal,muy mal.El tabaco te ayuda a mantenerte despierto cuando te tiras muchas horas al volante.Estuve cinco años haciendo 1200 km:diarios de noche y lo que me mantenía despierto era el fumarme un cigarrillo cuando me daba la tontera.Y yo no era un caso aislado si no la norma.En los demás puntos estoy de acuerdo,pero éste me parece una estupidez.Además,no es necesario (si tienes el cuidado de dejar todo a mano) siquiera desviar la vista de la carretera para encender el cigarrillo.Un saludo

  2. Muy d acuerdo con jevirivas en los de fumar mientras se conduce. Y discrepo bastante con este decalogo. Yo seguire siendo una persona que fuma (y no un “fumador”, termino que encuentro mas bien raro, ya que no veo que el mundo se divida entre los “comedores de queso” y los “no comedores de queso”, por ejemplo), una persona que fuma respetuosamente, pero que exigirá respeto hacia mi gusto por fumar. El respeto no se regala, se gana. En cualquier situacion.

  3. E insistir una vez mas: yo no fumo en la calle. No admiria nunca tal trato. Yo no pago por ser discriminado. Simplemente no voy a ningun local. No hasta que los locales puedan escoger si dejan fumar o no.

  4. Aun otro comentario: los “no fumadores”, siempre han sido amables conmigo. De hecho totalmente indiferentes a que fume o no. Otra cosa son los “antitabaco”, personas que deben ser tan escasas, que solo las he encontrado en la red. Si me encontrase con uno en la vida real y me faltase al respeto por fumar donde no esta prohibido fumar, no encontrará tampoco mucho respeto por mi parte. Tan solo algo más del que ofrezca, ya que yo admito su derecho a existir.

  5. duca+2

    Saludos a todos. Bueno pues ya estamos aquí, en la nueva página, ya veremos que tal funciona. Para empezar con buen pie, estoy de acuerdo con Jevirivas y Lecroix, y disculpas de antemano si ofendo, pero el decálogo me parece un tanto “algodoncete”. Conforme con la libertad de expresión y respeto de ideas, pero después de todo lo comentado, documentado y padecido en el antiguo blog, en mi opinión, se podría haber tenido en consideración los pensamientos de los participantes, porque no encajan con los puntos de vista de los mismos. Con ello no insinúo que se redactara con expresiones más agresivas, pero si algo más reivindicativo, da la impresión de aceptar la sumisión a los poderes autoritarios que nos han discriminado, humillado y asimilados a leprosos. Por otra parte, no estaría de menos, indicar más detalladamente la forma de unirse al blog, ¡porque ese redireccionamiento que tiene…!.

    • Valdemar

      Completamente de acuerdo con Duca+2
      Parece que estamos abogando por la corrección política.
      Sinceramente, ese decálogo parece redactado por cualquier político.

  6. Lo podemos discutirlo punto por punto, si queréis, pero son normas básicas de buena educación… Lo he redactado yo, que no soy precisamente un político ni uso corrección política, adaptando un poco y modernizando el tradicional decálogo que hemos usado desde que comenzamos en 1996.

    Punto por punto, decidme qué os parece mal.

    Un saludo

    Javier

  7. Valdemar

    Javier, mira, me parece MAL porque tras lectura de puntos y recomendaciones parece que la mayoría de los fumadores fuésemos tal como nos caricaturizan los antis.
    Porque, vayamos concretamente por puntos:

    1) Fuma moderadamente. Pues vale… Sabemos que hay personas que sólo fuman de cuando en cuando y otras que son fumadores compulsivos. ¿Quién marca los límites de la moderación si cada cual hace de su capa un sayo en todos los aspectos de la vida?. Un consejo no deja de ser un consejo cuando lo sueltas a la ligera, pero cuando lo incluyes como primer punto de un decálogo ya parece que va camino de convertirse en referente.

    2) Pide permiso… ¿Me piden a mí permiso para tirarse un pedo?¿Para echárseme encima porque no saben caminar por la derecha cuando caminan por la calle y van arrasando distraídos con la música o simplemente porque no tienen educación cívica?¿Me consultan si un perfume me puede molestar o no? ¿Me piden disculpas por dejarme sordo cada vez que pasa alguna ambulancia con las sirenas estridentes, o los vecinos de al lado con las rumbitas a tope hasta las 3 de la madrugada? Lo siento: Yo YA no pido permiso a nadie. Igual que hace todo el mundo, cuando quiero un cigarrillo lo enciendo y si molesto, me voy. Al menos no obligo a nadie a tragarse mis humos, como sí se me obliga a mí a estar aguantando adultos, niñatos y críos maleducados y estridentes.

    3) No apurar el cigarro hasta el final… Bueno, pues vale. La mitad se lo consume el papelito ese nuevo, la otra mitad el viento y al final casi nunca consumes el cigarro por completo. Resulta que has comprado un paquete del que tan sólo has podido disfrutar de 1/3 del tabaco. Por cierto un tabaco sobrecargado de impuestos y cada vez más reducido y del que cuesta más trabajo fiarse de su composición.

    4) El tabaco SIGUE siendo un símbolo de amistad.
    Si se hace “odioso” a amigos no fumadores, es que no son amigos y punto pelota.

    5) ¿No compres tabaco ilegal?
    JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
    Perdona, pero es que no se trata de comprar tabaco ilegal, se puede adquirir de muchas maneras no oficiales, sin tener que recurrir al de contrabando. ¿Más moralinaaaaaaa?

    6) Si fumar te hace daño: déjalo.
    Hombre, que yo sepa, lo que no hace es *regalarte salud*, eso es evidente. Pero si comer te hace daño, beber ya ni te cuento, y hasta los ordenadores hacen daño… resulta que todo lo que nos hace la vida un poco más llevadera y agradable termina siendo dañino.

    7) Ya nos estamos entrometiendo en lo que uno hace dentro del ámbito privado del recinto de su propio automóvil.
    Aquí te has pasado tres pueblos. Intolerable y encima le das la razón a los mentecatos del gobierno vasco que andan jugueteando con implantarles la ley en Euskadi.

    8) Obviamente… respetamos la prohibición, si no, no estaríamos todos cabreados, pero respetar una ley no la convierte en más justa. Y por respetar la prohibición muchos no hemos vuelto a gastarnos un euro en ocio, más que lo justito y necesario porque no quede más remedio.

    9) El punto 9 es otra de pura moralina. Los menores no deben fumar, pero tienes a tropecientos menores con coma etílico tirados en la calle cualquier fin de semana y a veces los días de diario. Y puestos de pastillas hasta los tuétanos a partir de los 16. No sé qué daño hace comparativamente el tabaco. Aquí hablamos por hablar. Todo lo que está prohibido se convierte en atracción fatal para los niñatos.

    10) El punto 10: te aseguro que en mi barrio se vandalizan las papeleras de tal modo que es imposible usar los ceniceros habilitados. Yo soy de los primeros que aborrece ensuciar el suelo de cualquier sitio, especialmente playas, parques públicos, los locales y las calles. Te aseguro que ni todas las papeleras incluyen ceniceros, ni todos los ceniceros son utilizables porque han sido arrancados, o están llenos de porquerías o ahogados por colillas que no se recogen jamás. ¿Es culpa del fumador o del vándalo? Yo, por si acaso, soy de los que siempre llevan una cajita para meter las colillas si no es posible en un cenicero público. En mi barrio se ven muchas más mierdas de perro sin recoger, bolsas, periódicos, latas y botellas tirados por todas partes que cenizas. Te lo aseguro. No sé por qué poner tanto empeño en señalarnos a los fumadores como incívicos cuando el resto son aún más sucios.

    En fin, no pretendía extenderme, pero es que después de leer el último mensaje del otro blog hablando que la OMS es la nueva iglesia del nuevo orden mundial, llegar aquí y encontrarse con ésto… ¡¡¡me ha dejado turulato, macho!!!

    ¡ORA PRO NOBIS!

    (o sea, saludos y tal)

  8. Valdemar ha expresado muy bien mis principales discrepancias. Añadir que este decálogo, si bien bienintencionado, resulta raro. No hay un decalogo del buen bebedor o del buen mascador de chicle o del buen comedor de patatitas fritas. Se comprende y acepta que hay bebedores, comedores y mascadores educados, no educados, responsables y no responsables, todos ellos pertenecientes a la poblacion general y a los que no se les señala con el dedo especificamente. El decalogo del buen fumador, aun politicamente correcto, equivale a la admision de algun tipo de culpa por parte de TODOS aquellos que fuman y la inclusion de TODOS los que fuman en un colectivo que realmente no existe. Insisto, la sociedad no se divide entre “bebedores” y abstemios. Hay gente que bebe demasiado, lo justo, poco, muy poco y nada. Lo mismo para el tabaco. O las chocolatinas.
    Aun asi comprendo que este decalogo intenta hacer “mas aceptables” a las personas que fuman a los ojos de las personas que miran mal a quien fuma. Pero creo que aunque todos los que fuman se convirtiesen en santos, en los mas civicos y honorables ciudadanos, la persecucion por parte de los antitabaco continuaria. Las personas que fuman son seres humanos como cualquier otro. Los hay de asesinos a premios nobel de la paz. Fumar no define a una persona. NI para lo bueno ni para lo malo.

  9. Valdemar

    Nada que añadir. Completamente de acuerdo con lo dicho por Lacroix. Parece que se nos quisiera estereotipar a todos de acuerdo a las caricaturas de los antis. Si tuviera yo que caricaturizar a los antis que conozco, te aseguro que casi todos ellos sí que cumplen con un punto: son extremadamente egocéntricos y una buena parte de ell@s son exfumador@s forzados que ahora se dedican a fastidiar a quienes seguimos haciéndolo o niñat@s de la generación “crecer entre algodones” que le tienen alergia a todo menos a su propia presencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s