Donde se toman las decisiones

Primero y antes de nada: seguimos recogiendo fotos, como esta de Milán-Malpensa, de aeropuertos del mundo donde haya salas para fumadores. Mandadnos más, por favor, a info@clubfumadores.org con el asunto “Aeropuertos del mundo”.

Segundo: John Dalli y el Dalligate.

Este señor con cara de enfadado es John Dalli, maltés, Comisario de Salud y Protección de los Ciudadanos y principal impulsor de la reforma de la Directiva 2001/37/CE de Productos de Tabaco (en adelante, TPD en sus siglas inglesas).

A estas horas, las informaciones son contradictorias y no sabemos si Dalli ha dimitido o no, pero sí sabemos que Jose Manuel Durao Barroso, el presidente de la Comisión, lo quiere hacer renunciar por el caso que ya se llama el “Dalligate”. De hecho, la UE ha emitido una nota oficial con su cese.

NOTA DE DIMISIÓN DE DALLI OFICIAL DE LA COMISIÓN EUROPEA

El “Dalligate” es un asunto mucho más grave de lo que parece, aunque en España parece que hay una falta de interés por una historia que afecta directamente al núcleo de la toma de decisiones de la UE, un espacio legislativo donde se dictan leyes que, después, son de obligado cumplimiento para todos. Los medios españoles, sin embargo, no se están haciendo en absoluto eco de lo sucedido. ¿Falta de interés? Pues os aseguro que nos interesa y mucho.

No es que nosotros vayamos a poner en duda nada, no aspiramos a tanto, pero os voy a contar grosso modo lo que ha pasado con John Dalli, para que después hagamos una reflexión seria y profunda sobre cómo y dónde se toman las decisiones que nos afectan.

Es un poco largo, pero espero que sea interesante:

Tras su aprobación en 2001, la TPD prohibió en toda la Unión algo que nosotros desconocemos pero que se llama “tabaco de uso oral”… Que vosotros pensaréis que, en definitiva, todo el tabaco (salvo el rapé) es de uso oral. Cierto, pero se empleó esta definición para intentar abarcar en ella toda labor de tabaco, inventada o por inventar, sin humo. El objetivo principal de esa prohibición, sin embargo, era un tipo de tabaco oral en concreto, uno que está más que inventado y que tiene ya su público fijo: el snus.

El snus es esto de la foto.

El snus no es fumar, que conste. Es tabaco para chupar. Su modo de empleo es sencillo: coges esa especie de bolsita de té, en cuyo interior hay tabaco aromatizado, y te lo colocas entre la encía y el labio. Chupas un rato corto, no más de cinco minutos si no quieres llegar a enterarte de lo desagradable que es una borrachera de nicotina, y lo desechas. Hay quien chupa una bolsa varias veces (la lata tiene un compartimento destinado a guardarlas)…

Me estoy enrollando, pero es importantísimo que se entienda bien el tema del snus, uno de mis caballos de batalla preferidos, porque es sintomático de lo que está pasando con el tabaco en verdad y de por qué las legislaciones antifumadores no tienen nada que ver con la defensa del derecho a la salud de los no fumadores.

El snus es un producto implantado desde hace muchos, muchos años en Suecia. De hecho, las cifras de fumadores en el país escandinavo dan tan bajas porque el producto que consumen ellos es el snus, más que el cigarrillo, lo que no se considera ser fumador.
Por eso, cuando llegó el momento de prohibirlo, la TPD en vigor tuvo que tragar con la excepción de Suecia: era un producto implantado y no se podía prohibir, pero sí se podía evitar que su consumo se extendiera por el resto de la Unión. Así, en los demás países se prohibió el consumo de snus.

¿Por qué?

Sois gente sagaz y no hace falta que responda yo a esta pregunta, pero la voy a formular de otra forma, al tiempo que os recuerdo la foto que publiqué el lunes del aeropuerto de Dublín: ¿En defensa del derecho de quién se prohíbe el uso de un tabaco sin humo?

Estamos hablando de tabaco, de uno que no produce humo en el ambiente y que entra en competencia directa con otros productos, como los chicles de nicotina, que ya no se venden como medicamentos para dejar de fumar, sino para superar la ansiedad de la falta de tabaco en aquellos espacios, cada vez más numerosos, en los que no se permite fumar. De hecho, la publicidad de parches y chicles de nicotina ya no ofrecer “dejar de fumar” sino “fast craving release” (libérate de la ansiedad rápidamente). ¿Entendéis ahora por qué tampoco valen las salas para fumadores? No se trata de defender el derecho del no fumador, sino de que el fumador que ya no tiene sitio donde fumar acabe tomando un chicle de nicotina y ya fumará cuando llegue a casa.

Llegamos a 2010 y el señor Dalli plantea la Consulta Pública, en la que todos vosotros participasteis, para reformar la TPD. Entre las cosas que se proponen, prohibir máquinas expendedoras, prohibir los ingredientes, prohibir los formatos más pequeños de cigarrillo, prohibir la exposición de producto en el punto de venta, prohibir los colores e insignias de marca en las cajetillas, prohibir, prohibir, prohibir… Apretar más las tuercas en cuestiones que, en principio, parecen que afectan más a los cultivadores, estanqueros y a las tabaqueras, pero no os creáis que esto no van con vosotros, los fumadores, porque sois vosotros el objetivo de la reforma: es vuestra libertad de decisión lo que buscan los legisladores.

Sin embargo, de forma totalmente inesperada, entre tanta prohibición, la consulta nos sorprende con una pregunta: ¿levantaría usted la prohibición al snus? ¡Van a levantar la prohibición al snus! Al menos, lo preguntaron, lo que fue, cuando menos, raro.

El Dalligate en sí

Ya llego al meollo. Disculpadme por el rollazo.

Así, a pesar del fracaso que fue para Dalli y su departamento la Consulta Pública, que rechazó amplia y mayoritariamente la reforma de la TPD, el rodillo legislativo ha seguido su proceso y la nueva directiva ya está en consultas, aunque aún no hay borrador (que sepamos), aún no sabemos el contenido de la nueva ley.

En 2012 sucede algo que explica, en parte, que la extraña pregunta sobre el snus en la consulta pública. Un empresario maltés, Silvio Zammit, se acerca por las oficinas de Swedish Match (hoy Scandinavian Tobacco Group) y les ofrece, a cambio de dinero, utilizar sus influencias para que la nueva TPD levante la prohibición al snus. Scandinavian Tobacco Group (STG) es el mayor fabricante mundial de snus.

Aquí hay que tener cuidado al explicar el asunto, porque algunos periódicos ya han procurado mezclarlo todo con la palabra tabaquera, para que la historia sea turbia pero salpique a todo el mundo y confundir a la opinión pública. STG no hace nada ilegal. Podría haber aprovechado la oportunidad comercial que se le presentaba para vender su producto en toda la Unión Europea, pero, muy al contrario, STG decide actuar con total honestidad y denuncia el hecho en la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF) que, inmediatamente, abre una investigación.

El nombre de John Dalli no ha salido en la investigación, pero OLAF considera probado que el empresario maltés Zammit intentó usar su influencia (con Dalli) ofreciendo un cambio legislativo por dinero, es decir que cometió un delito de tráfico de influencias.

No está demostrado, ni se podrá demostrar, que Dalli se llevara parte de ese dinero, pero sí su entorno, por lo que todas las decisiones pasadas, presentes y futuras, incluida la reforma de la TPD, en las que ha participado John Dalli deben ser inmediatamente puestas en duda por culpa de ese entorno. ¿Cuántas veces habrá sucedido esto antes? No lo sabemos. Puede que ninguna. Puede que sistemáticamente.

En la Comisión Europea se toman muchas decisiones que nos afectan. Son decisiones que ya están delegadas por los países y que sólo pasan por los parlamentos nacionales como mero trámite antes de su incorporación a los ordenamientos jurídicos de cada estado miembro. Dalli debe dimitir, si no ha dimitido ya, porque la UE no se puede permitir, en los tiempos que corren, que los ciudadanos lleguemos a pensar que esas decisiones están a la venta.

Javier Blanco Urgoiti, portavoz de Fumadores por la Tolerancia

Anuncios

13 comentarios

Archivado bajo Dalligate, John Dalli, Reforma de la Directiva Europea de Productos de Tabaco

13 Respuestas a “Donde se toman las decisiones

  1. Parece que el mercado de influencias es un oficio tan antiguo como la humanidad, todo se compra, todo se vende, todo tiene un precio. pero en el circo europeo parece que esta floreciendo con mas fuerza que nunca. Recordais la tranpa tendida por un medio de comunicacion a un parlamentario europeo del pp español para redireccionar una directiva? como sabeis entro de cabeza,. le hablaron de euros y ya esta, todo miel y hojuelas. Petroleras, farmaceuticas, tabaqueras, electricas y bancos tienen un gran monopolio. Para que sirven los politicos si no son capaces de poner limites a los buitres? ahhh!!! que estan en su onda, fijaos x ej. el trabajito que les cuesta aplicar la tasa tobin.
    Bueno pues ya vamos viendo lo limpio y trasparente que es lo europeo y si le añadimos que la mayor parte de esos perejiles que manejan el cotarro no han sido electos por los ciudadanos pues…………………

  2. Duca, como siempre muy bueno el analisis en el hilo anterior. Lo que dice Lavanga sobre la recapitalizacion de los bankios ya nos lo han dicho aqui, es decir, lo primero, antes de atender el credito es que los nenes se curen todas las pupitas que se han hecho jugando. Es decir llenar la cajita para seguir jugando.

  3. Buen aporte Duca sobre el desmantelamiento de la banca publca. Otra cosa igual, que la ley del tabaco, las vacunas de las gripes fantasma, siempre es mas lo que se oculta que lo que se ve.

  4. CPA

    Tienes razón, en los titulares de muchos medios parece casi que es al revés: que una tabacalera ha intentado sobornar a Dalli y no viceversa… Por otra parte, me sorprende Javier que cites siempre los chicles, que son un negocio relativamente pequeño comparado con Chantix y otros medicamentos (básicamente antidepresivos), producidos por gigantes como Pfizer, Glaxo y Johnson and Johnson, y que son el verdadero motivo por el que todos tenemos que fumar en la maldita calle (siempre me ha parecido curioso que la aprobación de Chantix por la Agencia Europea del Medicamento en 2006 coincida temporalmente con los smoking bans en toda europa…).

    • Estoy contigo en que el verdadero motor de las prohibiciones de fumar son el Champix y el Zyntabac… Pfizer, Glaxo, Novartis… Si uno hace una búsqueda sencilla en Google es increíble lo que encuentra sobre la forma en que estas empresas y otras financian las actividades de los grupos radicales antitabaco. Y está claro por qué es. Yo prefiero citar los chicles, ni siquiera los parches, porque son el ejemplo más ilustrativo, el que me aleja más de cualquier acusación de paranoia o teoría de la conspiración: los chicles son un producto diseñado para sustituir a los cigarrillos, no para dejarlos, en aquellas situaciones en las que no te dejan fumar. Gracias por tu comentario. Javier

  5. Deckard

    Un tema muy interesante, Javier.La conclusión que uno saca es que las grandes corporaciones influyen “demasiado” por decirlo suavemente, en las decisiones políticas, en décadas pasadas ganaron las tabacaleras, y ahora las farmacéuticas, pero tan malo es que ganen unos como otros, debería dejarse más en paz al mercado y a la gente, e influir en las decisiones sólamente con la publicidad, no con las prohibiciones, pero parece que les sale más barato y rentable de esta manera.También, como dices financian a grupos antitabaco(también las subvenciona el estado), pero, os pregunto a todos, porque no lo sé:¿hasta qué punto es legal que una asociación de consumidores(fatua con c en vez de t) financiada con el dinero de todos presione al gobierno para que no suavice la ley antitabaco?si representa a todos los consumidores debería abogar porque haya sitios para todos, en vez de sólo para los no fumadores, no?.
    Finalmente, también influyen en los medios:están creando el clima de tabaco=políticamente incorrecto y pocos periodistas se atreven a ir en contra de esa corriente, así, hemos llegado a que la gente tiene la percepción de que España tiene una ley antitabaco similar al resto del mundo, cuando en realidad es casi la más dura(por ejemplo, la gente cree que EEUU es más anti que nosotros, cuando no es así).
    Una anécdota:viendo un programa de esos de “españoles en el extranjero”, la reportera pregunta extrañada al dueño de un bar alemán si se permite fumar, porque hay gente que lo está haciendo; el dueño del bar le contesta:”claro, aquí el dueño puede decidir si permite fumar en su bar o no”.¡Qué lavado de cerebro en menos de dos años!

  6. Aqui teneis a doña Espe, fuera de la CAM pero erre que erre con permitir fumar en casinos. Ahora haba de EEUU y Sinhapur y dice que no hay que ser hipocritas. bueeeeno…..hipocrita es la mierda ley anti personas que fuman en su totalidad.———-http://www.lavozlibre.com/noticias/ampliar/656346/aguirre-no-hay-que-poner-el-grito-en-el-cielo-por-dejar-fumar-en-casinos————–

  7. duca+2

    Saludos a todos. Formidable Picara+D, así es como hay que actuar, cogiéndolas al vuelo para que estén más calentitas. No es precisamente Esperancita la persona más idónea para mencionar, ni tan siquiera sin su más superficial contenido, esa, en mi opinión, despreciable palabra, aunque también añado, que de todo, bueno y malo, hay que tener o hay que ser, porque de lo contrario ocurren hechos como los que estamos padeciendo, en los que, a mi modo de ver, el egoísmo tiene un papel importante. Aunque se diferencia entre el egoísmo y el amor propio, creo que desarrollando sus significados, el amor propio vendría a ser como un “microegoísmo”, hasta un cierto límite bueno y aconsejable, ya que, todos conocemos que les ocurre a las personas que se dan a los demás por solidaridad, que al final, raro es que no queden como tontos, por bondadosos que son, como cita el refranero “Se puede ser bueno, pero no tonto” y entre bueno y tonto, según se dice, hay una muy delgada linea. Volviendo al tema principal, Esperancita, aunque hayas vuelto a tu puesto de funcionaria, no pienses ni por un instante, que te has librado de tu epidermis política: hipocresía es uno de sus principales vestidos, así que no vengas ahora con cuentos que sabemos como te vistes. ¡Hay que tener cara!.

  8. Valdemar

    Un amigo me ha comentado que, recientemente, en su viaje a Portugal, en el aeropuerto de Porto había cubículos de fumadores, pero estaban TODOS CERRADOS E INACCESIBLES.
    Eso… que me expliquen a mí que grado de tolerancia demuestra. ¿O es que es sólo de cara a la foto que lo permiten en algunos aeropuertos?

  9. Valdemar

    Y respecto a Dalli, y el tráfico de influencias de las multinacionales sobre los políticos y los cambios de leyes … ¿es que aún queda algún ingenuo que crea que no existe ese tipo de corrupción nada más que en España?
    Lo único que sucede es que aquí somos todos mucho más críticos, pero queridos, corrupción es una de las insignias que suele llevar adherida el poder político.
    No somos más que títeres.

  10. duca+2

    Saludos a todos. El tema que para este “finde” quiero plantear, más bien trasladar desde el grupo de ignorantes, del que soy vicepresidente, es: ¿Actúan “profesionalmente” los médicos?. Premisas: 1) Se da por supuesto, que el profesional a de llegar mucho más allá de sus conocimientos, esto es, reconocer sus limitaciones y aceptar que el profesional de al lado posee mejores condiciones que uno mismo. 2) En la misma medida que la premisa anterior, reconocer que la “empresa” de enfrente tiene mejor maquinaria o productos que los nuestros, para según que cometido. Entonces y con arreglo a lo anteriormente expuesto, nos planteamos la siguiente tesis aristotélica: Se da por sentado (y si no lo saben se está infringiendo flagrantemente las premisas) que los médicos conocen sus limitaciones en cuanto a medicamentos, esto es, por ejemplo, que el ministerio nos proporciona ordenadores Pentium IV con 500 Mb y etc. etc. en sintonía, y sabemos que la clínica de enfrente dispone de pc’s IE7 de doble núcleo, ram para regalar, directx-11, etc. etc., ¿Por qué no tienen la profesionalidad de “sugerir” a ese enfermo que se vaya a la clínica de enfrente, que tiene mejores aparatos?, o sanitariamente hablando, los médicos y más concretamente hablando, los oncólogos saben que las “quimios” que el ministerio les está poniendo a disposición, no son lo último de lo último, ni lo mejor, ni más apropiado para según que tratamientos, ¿Porque no tienen la profesionalidad de reconocerlo y aceptarlo, y al mismo tiempo, cuando confirman que su “producto” no funciona, como buen profesional, recomendar que utilicen el producto de la empresa de enfrente?. Por seguir ejemplarizando, mi carnicero es cojonudo, pero tanto, que cuando el mismo observa que la calidad de la pieza no es de la clase que a mi me gusta, me indica “ve a la tienda de enfrente que hoy no dispongo de buen material”, ¡eso es profesionalidad! Y por esa “virtud” continúo comprándole, porque no le importa tener menos beneficios, en satisfacción de su cliente. Trasladando el ejemplo al tema principal: ¿Por qué los oncólogos, por ejemplo, cuando “se confirman” que el tratamiento por ellos prescrito no ha resultado, no sugieren otras alternativas (y no me refiero a los estatalmente aceptados ensayos experimentales), sino que directamente te colocan en tratamiento paliativo (o sea, que no tienes solución)?. En nuestro ignorante punto de vista, coincidimos, en que “si sabio es el que reconoce sus errores”, poco sabios son los médicos que nos tratan y aun menos profesionales. (Contexto de base: La Mafia Médica. Ghislaine Lanctot ). [De inmensa importancia serían las opiniones de Noa+D y Sandra+D, sin dejar al margen a Susana+D, a los que yo, personalmente, echo de menos su participación, un cordial saludo si leéis desde la cara oculta de la luna].

  11. Duro y delicado planteamiento Duca. En mi opinion la profesionalidad es la suma de: vocación, motivación, ética y moral. Si falla una pata no hay profesionalidad. y ahora mas sobre el perejil maltes que demoniza a las personas que fuman………..http://internacional.elpais.com/internacional/2012/10/20/actualidad/1350751485_103185.html ……Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s