Archivo de la etiqueta: fumador

Multados por tener ceniceros en la mesa

Temas pendientes:

Primero. Las fotos de las zonas de fumadores de los aeropuertos. Hemos conseguido una veintena de ellas, ¡pero necesitamos más! Por favor, a info@clubfumadores.org con el asunto “Fotos aeropuertos”.

No penséis que no sirve de nada. Toda reacción que consigamos sirve y aquí de lo que se trata es de demostrar que lo avanzado, lo desarrollado, lo moderno no es prohibir, sino regular los espacios para la protección de los derechos de todos. Yo no sé si vosotros habéis tenido ocasión de comprobarlo, pero la última vez que estuve en la T4 de Barajas fui al cuarto de baño y olía mucho a tabaco. No lo juzgo, aunque yo nunca fumaría allí. Me limito a constatar una realidad y es que la prohibición total de fumar en los aeropuertos está muy lejos de servir al fin para el que fue aprobada: proteger a los no fumadores del humo de tabaco en el ambiente. Cambiémoslo. Habilitemos espacios dignos para fumadores, donde uno se pueda sentar, tomarse un café y leer el periódico mientras espera su vuelo fumando tranquilamente, con la seguridad de que no se está vulnerando el derecho de ningún no fumador.

Segundo. Vamos a hacer una encuesta. Espero que esté preparada esta semana. La encuesta se refiere a prohibiciones aprobadas y, sobre todo, a futuras prohibiciones, las que nos vienen. Necesitaremos vuestra ayuda para darle la máxima difusión. La encuesta sólo va a permitir una respuesta por IP, pero necesitamos que la participación sea lo más amplia posible. Esa será la manera de que sea reflejo fiel de la realidad. Os animo a participar y a difundirla para conseguir esa muestra amplia.

El tema de hoy es algo casi personal.

Mi madre, Begoña Urgoiti (de Bilbao y se le nota en la elegancia, la clase, el saber estar…) es presidente de un centro cultural y deportivo en Boiro, La Coruña, al que un inspector de la Xunta de Galicia ha tenido la puntería de multar por transgredir la ley antitabaco. Los centros culturales están recogidos en el artículo 7, apartado j) de la ley 42/2010, como lugares donde no se puede fumar sin que la ley precise la excepción de los espacios al aire libre. No quiere decir que esté prohibido, porque para que así fuera tendría que decirlo de manera explícita. Como norma general, todo lo que no se prohíbe por ley, está permitido.

La cuestión es que en los centros culturales está prohibido fumar, pero el caso del Centro Cultural y Deportivo de Boiro es distinto porque tiene un bar y el bar tiene una terraza en la entrada donde, evidentemente, la gente fuma sin tener en cuenta la interpretación legal y constitucional del apartado j) del artículo 7 de la ley 42/2010. La gente saca su consumición a la terraza para fumar allí sin molestar a nadie.

Cuando llegó el inspector de la Xunta ni siquiera estaban fumando en la terraza, pero, eso sí, había ceniceros en las mesas  y no estaba señalizada la prohibición de fumar. Hay que hilar muy fino para aceptar que se pueda multar a un centro cultural por tener ceniceros en las mesas de la terraza al aire libre de su bar. Me he repasado toda la ley antitabaco buscando el artículo o el párrafo o la disposición adicional que prohíba tener ceniceros en las mesas, pero no he visto nada.

La multa dice: “Este establecemento ten retranqueo con tres mesas con cinceiros e sen sinalizar. No momento da inspección, advertido o responsable de que non se pode fumar nese espazo procede á retirada dos cinceiros e coloca os carteis de “Prohibido fumar”. Lo traduzco, aunque creo que es claro: “Este establecimiento tiene retranqueo con tres mesas con ceniceros y sin señalizar. En el momento de la inspección, advertido el responsable de que no se puede fumar en ese espacio, procede a la retirada de los ceniceros y coloca los carteles de “Prohibido fumar”.

La multa son 75 miserables euros, pero eso es lo de menos. Ni siquiera voy a discutir si en ese espacio se puede o no se puede fumar, porque eso es lo de menos y es imposible saberlo hasta que llega el inspector y te multa. La ley antitabaco es tan mala, está tan mal hecha, que causa esa indefensión en los ciudadanos. Los que la escribieron, que son médicos (no abogados), quisieron ser tan precisos en la descripción de los espacios donde no se puede fumar, tan meticulosos, que consiguen el efecto justo contrario, porque una ley no puede aspirar a recoger toda la casuística particular que surge ante su aplicación. Si la ley dijera: “Se prohíbe fumar en España” sería muy general, pero todo el mundo lo entendería. Pero la ley antitabaco dice: “A efectos de esta ley, en el ámbito de la hostelería, se entiende por espacio al aire libre todo espacio no cubierto o todo espacio que estando cubierto esté rodeado lateralmente por un máximo de dos paredes, muros o paramentos”. ¿Qué galimatías es este? Aquí de lo único que se trata es de intentar, por ley, que los espacios donde sí se puede fumar sean lo más incómodos posibles. Por eso, dentro de poco prohibirán las setas de calefacción, como ya se ha hecho en París, y si pudieran, prohibirían las mantas y los paraguas. El objetivo declarado de la ley antitabaco es acosar al fumador.

Lo dice AQUÍ su máximo responsable, Ildefonso Hernández, ex director general de Salud Pública, ex presidente de la Sociedad Española de Epidemiología, asociación médica patrocinada por Pfizer (Champix).

¡Qué hombre más majo, Ildefonso Hernández! A mí me recibió en el Ministerio de Sanidad siendo él Director General de Salud Pública. Intenté, en vano, convencerle de que había que regular el uso del tabaco para respetar los derechos de todos y sabéis lo que me contestó: “Como no fumador, considero que es un abuso por parte del fumador pedirme permiso para fumar en mi presencia“.  Este señor tan abierto y tan tolerante, es el autor de la ley antitabaco.

Efectivamente, en el artículo 7 apartado J de la Ley 42/2010, la ley antitabaco, se dicta la prohibición de fumar en centros culturales sin que se señale la excepción de los espacios al aire libre, pero lo cierto es que el Centro Cultural y Deportivo de Boiro tiene un bar, que ese bar tiene una terraza y que la terraza es al aire libre. No se vulnera el derecho de nadie permitiendo fumar en esa terraza y mucho menos es razón para multar a nadie que haya ceniceros sobre las mesas.

Si queréis expresar vuestra solidaridad, lo podéis hacer en

FACEBOOK DEL CENTRO CULTURAL Y DEPORTIVO DE BOIRO

Muchas gracias a todos.

Javier Blanco Urgoiti, portavoz de Fumadores por la Tolerancia

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo Fumadores por la Tolerancia, Ildefonso Hernández, Ley Antitabaco