Archivo de la etiqueta: marcas

El gobierno aprobará otro impuesto mínimo para el tabaco

Es muy enrevesado, así que voy a intentar contarlo de una manera inteligible, aunque no estoy muy seguro de llegar a conseguirlo. Hasta ahora, por si no lo sabéis, la estructura de los impuestos de los cigarrillos (y de el resto de lo que se llama labores de tabaco) era de tres tramos: una parte proporcional al precio (53’1% para cigarrillos), una parte específica que todas las marcas pagan por igual, independientemente de su precio (0’38 euros/cajetilla para cigarrillos) y el IVA (21%). Si la suma del proporcional y el específico no llegara a 2,38 euros, entonces se aplica el tercer tramo, que es un impuesto mínimo de 2’48 euros por cajetilla para los cigarrillos. El caso del tabaco de liar es igual, pero con otras cantidad, y el de los cigarros y cigarritos también, con otras cantidades, aunque en este caso no existe un impuesto específico.

Por si esta estructura no fuera ya suficientemente complicada, el senado acaba de incluir una enmienda en la ley de impuestos especiales que crea un nuevo umbral de tipo mínimo: un impuesto incremental de 2’66 euros por cajetilla, que se aplicará directamente a todas las marcas que se vendan por debajo de 3’76 euros. De facto, aunque los fabricantes son libres para fijar el precio que crean más conveniente para sus marcas, lo que significa este nuevo mínimo incremental es que no será posible vender cajetillas de tabaco por debajo de 3’80 euros.

Una cajetilla que se quisiera vender a 3’75 euros, pagaría, con la suma del mínimo incremental y el IVA, 3’45 euros en impuestos, es decir, casi el 92% del pvp, que no llegaría, ni siquiera, para pagar el 8’5% de la comisión del estanquero. Con la cajetilla a 3’80 euros se salva el incremental, pero se aplica el primer umbral de impuesto mínimo, 2’48 euros por cajetilla, con lo que la carga impositiva (mínimo + IVA), sería de 3’28 euros, un 86% del precio. Para que no se aplicara el impuesto mínimo, la cajetilla deberá venderse a 4’00 euros, que es cuando la carga impositiva tradicional, el proporcional más el específico, suma 2’51 euros. Junto al IVA, una cajetilla que se vendiera a 4’00 euros pagaría 3’35 euros en impuestos, es decir, prácticamente el 84% del PVP.

Lioso, lo sé. Aquí os pongo un cuadro que lo explica mejor que yo.

Viernes, 7 de diciembre
La imposición del nuevo mínimo incremental va destinada a los cigarrillos más baratos y reduce el diferencial de precios con las marcas más caras, pero proporcionalmente afecta mucho más al resto de labores. En el caso de los cigarros, el mínimo incremental es de 36’5 euros cada mil unidades, es decir, 0’0365 euros por cada cigarro, para todas aquellas marcas que se estén vendiendo por debajo de 205 euros por cada mil unidades, 0’205 euros por cigarro. Es el caso de los Coburn, Braniff, Amigos, Bullbrand… Todos los cigarritos que se venden a 11 céntimos la unidad, en cajetillas de 20, incrementan su carga impositiva hasta los 6 céntimos por cigarrito, 1’19 euros por cada cajetilla de 20, superando la tasa el 54% del precio.

Este mínimo incremental será de aplicación a todas las latas y cajetillas de cigarritos cuyo precio, por 20 unidades, esté por debajo de 4,10 euros. Para evitar la aplicación del primer umbral del mínimo, 34 euros por cada mil unidades, el precio de un envase de 20 deberá ser superior a 4,30 euros.

Cuadro 2

sábado 8 de diciembre
Y si los cigarritos se ven afectados, la picadura de liar sufre un incremento en sus impuestos más que significativo. Parece que el gobierno se ha dado cuenta de que los consumidores no están dejando de fumar, sino que están cambiando los cigarrillos por otras labores que resultan menos onerosas para el bolsillo. Así, el senado ha propuesto un segundo umbral del mínimo para la picadura de liar de 92 euros por kilo para todas aquellas marcas que se estén vendiendo por debajo de 138 euros/kilo. A efectos prácticos, y para entendernos bien, el Ducados Rubio de 80 gramos, que se vende a 10’75 euros la bolsa estaría por debajo de este segundo umbral (su precio es de 134’38 euros/kilo), se le aplicaría directamente el mínimo incremental que, para ese peso, es de 7’36 euros. Sumamos el IVA y nos da como resultado, una carga impositiva total de 9’62 euros, el 89’5% del PVP. Para que una bolsa de 80 gramos se salvara del nuevo tipo impositivo, su PVP deberá ser 11’05 euros, pero para evitar, además, el impuesto mínimo, una bolsa de ese peso tendría que tener un precio de venta al público de 14’85 euros. En este caso sí, la carga impositiva total sería del 67% del precio.

Otro cuadro explicativo

domingo 9 de diciembre

 

Así que, amigos fumadores, ya sabéis quién paga el objetivo de déficit del gobierno: vosotros, los fumadores. Recordadlo cada vez que os veáis en la calle fumando para que, al menos, no caigáis en la tentación de justificarlo. Como se suele decir, el tabaco es malo según para quien. Para Montoro, el tabaco es muy bueno.

Javier Blanco Urgoiti, portavoz de Fumadores por la Tolerancia

Anuncios

122 comentarios

Archivado bajo Fumadores por la Tolerancia, Impuestos del tabaco, Uncategorized